Ingresar

Complete con sus credenciales

Olvidó su contraseña? Reiniciar

×

Novedades/Prensa

Bienvenidos a nuestro Blog de Novedades y Prensa. Aquí podrás encontrar todas las noticias de la Asociación que te interesen para que no te pierdas de nada. Recordá suscribirte al newsletter.

Entrevistas 25/06/2021 - hace 3 meses

El ser y el hacer desde la coherencia ontológica

¿Cuál es tu mirada acerca de la primera competencia de las 7CCOP pasados cinco años?

Cuando empezamos a trabajar en el contexto de la significación y las 7 competencias, pensé que en relación a la coherencia ontológica estaba resuelto y en realidad no estaba tan dado. Había mucho para trabajar y crecer en esa competencia, y después de haberla definido como la primera y trabajado como tal, pensé que era la menos necesaria y ahora puedo decirte que es una de las principales. La primera, la más significativa, la que no se puede descuidar, la que nunca se va a terminar de desarrollar totalmente.

Entiendo que esto puede ser muy movilizador para quienes empiezan a transitar por el mundo del discurso de la ontología del lenguaje. Creo que seguir trabajando y profundizando en la construcción del observador, es parte de la idea de la coherencia ontológica y seguir preguntándose sobre el ser y el hacer y su coherencia, atravesado con un devenir constante de aprendizaje ontológico.

Creo que desde que declaramos a la coherencia ontológica, la entendí como un concepto muy preciso, y cada día me doy cuenta de que es angular de todo este proceso. Todo lo que tiene que ver con el coaching ontológico, arranca desde la coherencia ontológica.

 

¿Cuáles son los desafíos que enfrenta el coach ontológico actual, desde la mirada de la coherencia ontológica?

Cuando estábamos trabajando con la distinción de la coherencia ontológica, atendiendo los comportamientos observables donde teníamos la capacidad de distinguir entre el aprendizaje ontológico y el programa metafísico, que las emociones de gratitud y vulnerabilidad eran necesarias, la idea de construir nuestra identidad cumpliendo nuestros compromisos y la gestión de nuestros resultados resultaban evidentes. Sin embargo, al final aparecía esto del aprender y el emprender, y ahí  creo que tenemos la gran diferencia. De todos los comportamientos observables, a los que más atención les ponemos, uno de los mas importantes tiene relación con el “aprender y emprender”.

No basta con entender el modelo, con ser coherentes, sino que hay que dar ese paso al emprender. Siento que como comunidad de coaches tenemos que hacer un gran trabajo para que el coach viva del coaching, pueda ser una oferta sustentable y coherente. Creo que estamos mucho mejor que años atrás, pero creo que es todavía un desafío muy significativo el objetivo de  vivir del coaching.

¿Cuál es el rol de las escuelas y de la AACOP para que los coaches puedan vivir del coaching?

Te comparto unas ideas por las que estoy transitando. Si miro como formaba coaches 10 años atrás, hacía mucho más foco en la transformación personal que en la transformación profesional. Porque entendía que la transformación personal era lo que después podía utilizar en términos de transformación profesional. Esto de convertirme en coach, y poder trabajar de coach, y creo que le ponía más foco en la trasformación personal porque ahí habitaba el espíritu de la coherencia ontológica.

Si me preguntas hoy, creo que es al revés, en nuestra escuela le estamos poniendo más foco a la transformación profesional que en la personal. Si me preguntan Martin ¿estás dejando la transformación personal? No la estoy dejando de lado. Pero ahora tengo más fundamento para trabajar la transformación profesional.

También nos pasa en nuestra escuela, y creo que en otras escuelas también, puede estar pasando es que cada vez más alumnos salen con su proyecto, lo generan y llevan adelante para trabajar de coach y vivir del coaching. Me gustaría que el 100% de coaches tengan su proyecto ya que el mundo demanda una cantidad importante de coaches que no somos capaces de otorgarles. Hay tanta demanda y que los coaches serían bienvenidos para generar desarrollo, impacto de crecimiento en términos sociales y nos quedamos cortos con la cantidad de coaches que les ofrecemos al mundo. Y nos preguntamos por qué no están todos acomodados y trabajando. Creo que esa es la pata floja de la coherencia ontológica en la parte del emprender, no del aprender. El aprender ya todos lo hemos trascendido, estamos dispuestos al aprender pero en el aprender nos quedan algunos pendientes.

Las escuelas por una cuestión de desarrollo vamos a ir apuntando hacia ahí y tiene que suceder también en la AACOP que a medida que va creciendo, descubre nuevos pendientes. Y un pendiente de la Asociación es que además de generar esfuerzo en la acción de promoción del posicionamiento del coaching, hacerse generadora de un espacio de emprendimiento para los asociados. En algún momento nos va llegar, para ocuparnos del mercado laboral del coaching y generar pautas que faciliten la gestión de emprendimiento nuevos donde la colaboración y este trabajo comunitario que hace la AACOP, genere alianzas y estrategias nuevas de negocios entre los coaches. Cuando esto llegue, se va a estar haciendo cargo del pendiente a desarrollar desde la coherencia ontológica.

¿Cómo relacionas la mirada social de la AACOP con la coherencia ontológica?

Creo que si no tuviéramos ganado algún espacio de todo lo que significa la coherencia ontológica, la AACOP no podría ocuparse de lo social. No hay forma de construir un impacto en la sociedad genuino, valioso, si no es desde la confianza. No puedo trabajar a nivel social desde la desconfianza. Si trabajo desde la desconfianza, estoy haciéndolo para un beneficio personal que tiene que ver con mis egos y mis intereses, no con los intereses sociales. Para que tenga relación con los intereses sociales tiene que estar profundamente arraigado con los principios de la confianza. Si me preguntas ¿cuál de todas las competencias del coach que más genera confianza en el otro?, indiscutiblemente es la coherencia ontológica.

Esa confianza en nosotros como coaches y por parte de la sociedad en nosotros, por observarnos coherentes. El coaching no necesita de poses o de formas de ser. Necesita de la autenticidad que se logra con coherencia ontológica, que genere confianza y un impacto social de la AACOP y la profesión en la sociedad.

 

¿Cuál es la invitación para ser parte de la presentación de la 1° Competencia el próximo lunes 28 de junio?

El crecimiento del coaching y su identidad es una responsabilidad de todos los coaches, y cada vez que la AACOP nos convoca a construir nuestra profesión, tenemos que estar todos presentes, ser parte, brindarle a nuestra profesión que tanto amamos, nuestra mirada, nuestra palabra y nuestra escucha. Creo que estar presentes marca la diferencia, nos llena el alma. La invitación es ser parte de la construcción significativa  de la profesión que estamos haciendo entre todos.


Danos un Me gusta

Compartir

Newsletter
Suscribase a nuestro newsletter

Instituciones con Programa de Formación Avalado

Elegí y accedé a la web de cada escuela

Newsletter

Suscribase a nuestro newsletter para estar al dia de todas las novedades y beneficios.

¡Solo será enviado a su cuenta!